Cuando Asoma La Vejez

Por: José Díaz Nin

Hoy día quisiera saber Como asoma la vejez Por favor dígame usted Cuando al fin se puede ver Cuales síntomas al parecer Arropan con poco agrado Pues si los años han pasado Ya la vejez es normal Pues si te suele llegar Cógela con desenfado

Te sientes ya muy cansado no quieres salir de noche A disfrutar en derroche En un lugar apartado Ya no estás interesado En juegos y algarabías Ni busca andar por las vías Porque la siente insegura Todo esto es lo que augura Que está llegando ese día

Ya comparte la alegría De los nietos en aumento Pero ves que es un tormento Juntarlo todos los días Aunque todo esto seria Como pasar un tornado Te alegrará lo pasado Deseando más salud Si se fue la juventud Pues la vejez ha llegado

El colesterol colocado En niveles incontrolables De triglicéridos ni se hable Si también se han disparado La artritis se ha posicionado Y ha entablado una porfía Que hace gala todos los días Con ungüento que al sobar Bien te hace asegurar Que está llegando ese día

Ya el llover no es alegría Pues el tinte te traiciona El mucho sol condiciona Y el sereno impediría Coger la calle de día Eso es cosa del pasado Como comer cerdo asado Por eso en fecha segura Para ti hoy ya se augura Que la vejez ha llegado

No puedes comer salado Y los pasos se hacen lentos No puede comer contento Un sabroso y rico helado Ni un chocolate adornado Con azúcar en demasía A penas una sandia Una tayota o melón Y esto indica con razón Que está llegando ese día

Vuelve otra vez la porfía Y esta vez con la Diabetes Porque esta vaina se mete Para jodernos los días Y quitarnos la alegría Cada vez que hemos llevado Una dieta a todo lado De jugo amargo con sal Y por eso hay que afirmar Que la vejez ha llegado

La vista se ha acortado Y otras cosas van cayendo Cada vez más va creyendo Que un amigo está a tu lado Y en verdad está alejado Pues tú no quieres salir Y solo quieres subir A ese tren de los ta Que te lleva a la verdad Que la vejez ha llegado

No importa que llegue a usted Hoy le quiero aconsejar Que no se deje dominar Por la maldita vejez Y si un día usted se ve Frente a esta vida que adora Coja los tiros ahora Y Diga no al aburrimiento Apuñando bien contento Siempre una ametralladora