Patrulla Fronteriza destruye las botellas de agua que activistas dejan a los inmigrantes en el desierto, según informe

La organización humanitaria No Más Muertes responsabiliza a la agencia migratoria por la desaparición de cientos de botellas de agua que dejan en el desierto para evitar la deshidratación de quienes cruzan la frontera.

TUCSON, Arizona. – La organización humanitaria No Más Muertes presentó un informe que detalla “la destrucción intencional de más de 3,000 galones de agua” que fueron dejados por sus voluntarios para evitar las muertes de inmigrantes en el desierto por deshidratación.

El informe implica que agentes de la Patrulla Fronteriza, en la mayoría de los casos, son quienes botan el agua o destruyen las botellas y presentaron un video publicado en 2011.

“La ayuda humanitaria para salvar vidas no termina con el vandalismo del agua, la Patrulla Fronteriza acosa a los voluntarios tanto en el campo como en el campamento”, dijo Paige Corich-Kleim, representante de No Más Muertes.

El reporte documenta la interferencia de rutina de la Patrulla Fronteriza con otros esfuerzos de ayuda humanitaria en áreas remotas de la frontera.

De acuerdo con con Corich-Kleim, el acoso va de amenazas desde violencia física, arrestos, interrogatorios agresivos y vigilancia con helicópteros a su campamento de ayuda humanitaria. Estas acciones, afirmó, están dando lugar a una crisis de personas desaparecidas.

El reporte presentado este miércoles en una conferencia de prensa realizada en un área remota el desierto forma parte de una serie de tres informes que producen en colaboración con la Coalición de Derechos Humanos para demostrar la crisis humanitaria que se vive en la frontera.

La primera parte presentada en diciembre de 2016 se enfocó en los “métodos de aprehensión mortal” , en el documentan cómo los agentes de la Patrulla Fronteriza persiguen a grupos e individuos y los obligan a separarse por terrenos alejados, donde es más probable que se pierdan, se lesionen o desaparezcan.