Esta modalidad de estudio es popular entre adultos que buscan estudiar y trabajar al mismo tiempo o jóvenes que viven en lugares alejados o cuentan con horarios complicados.

En este tipo de estudio, la persona asiste a clases periódicamente y además recibe cursos en línea.

 

¿Cómo funciona?

Existen 4 tipos de modelos del aprendizaje semipresencial

  • Modelo de rotación:
  • Los estudiantes tienen un horario de estudio en línea y un horario cara a cara.

  • Modelo Flexible:
  • Se da principalmente de manera digital y los profesores están disponibles para reuniones presenciales de ser necesario, el volumen de estas depende de las necesidades de los alumnos.

  • Modelo a la carta:
  • Algunos de los cursos se toman completamente online, sigue siendo presencial pues los estudiantes toman otros cursos presenciales.

  • Modelo Virtual Enriquecido:
  • Se trabaja el curso online pero se pueden dar tutorías opcionales en persona si el estudiante lo requiere.

    Beneficios

    • Puedes conservar tu trabajo y mantener ingresos.
    • Flexibilidad en términos de disponibilidad.
    • Acceso a recursos y materiales globales.
    • Enseñanza centrada hacia el alumno.
    • Permite mayor cantidad de interacciones con el uso de correos, salones de chat, discusiones en foros, etc.
    • Interacción y supervisión constante.
    • Plataforma de educación virtual
    • Autonomía en el estudio.
    • Retroalimentación continúa.

    Beneficios para los Profesores

    • Alumnos más involucrados.
    • Mayor información y feedback en el trabajo.
    • Enseñanza grupal.
    • Mayor tiempo de comunicación con alumnos.
    • Mayor cantidad de liderazgo.
    • Enfoque en aprendizaje más profundo.

    Habilidades que se benefician:

    • Habilidades de investigación.
    • Compromiso personal.
    • Toma de decisiones.
    • Habilidad virtual.

    Si tienes pensado estudiar alguna carrera semipresencial te damos algunos consejos para mejorar tu efectividad.

  • Crea un horario y elije una hora específica diaria para dedicar el tiempo que requiere.
  • Crea un espacio de trabajo en el cual te puedas mantener concentrado, sin distracciones y organízate.
  • Ponte metas y lleva un cuidadoso seguimiento de ellas. Cuando las cumplas no está demás recompensarte a ti mismo.
  • Encuentra tu motivación, visualiza qué es lo que quieres alcanzar. Puedes cambiarlas o actualizarlas con el tiempo.
  • Al principio es complicado no distraerse, pero no pierdas la confianza, la práctica hace al maestro.
  • Ya sabes, si deseas retomar una carrera o estudiar algo completamente nuevo, pero tienes poco tiempo. Un estudio semipresencial podría ser exactamente lo que estás buscando.