Uno de los problemas con estas tecnologías es, precisamente, que los textos e imágenes que se plasman sobre estos soportes tienden a desvanecerse en poco tiempo. Otro, que, en general, solo permiten incluir motivos monocromos. Pues bien, un grupo de investigadores de distintos centros tecnológicos chinos, coordinados por Qiang Zhao, un experto en electrónica orgánica de la Universidad de Correos y Telecomunicaciones de Nankín, ha diseñado un nuevo tipo de papel y una tinta especial que, cuando se utilizan conjuntamente, no solo hacen posible que se muestren varias veces imágenes y textos en color en una misma hoja, sino que estos perduren durante más de seis meses.