La mayor concentración de plásticos en los mares está en la profundidad


En el fondo de las aguas se encuentra cuatro veces más plástico que en las costeras y poco profundas


Los mares y océanos se han convertido en un gran vertedero. Recientes estudios estiman que 270.000 toneladas de plásticos, unos cinco billones de pedazos de todos los tamaños, flotan por todo el mundo. Se necesitarían, aseguran los investigadores de 5 Gyres Institute, 11.000 camiones de transporte para retirar todos los residuos plásticos de los mares.


Aun así, los expertos siempre han considerado que estas cifras no eran las esperadas, teniendo en cuenta la ingente cantidad de residuos que genera el ser humano. Un estudio, dirigido por la universidad de Plymouth y publicado por la Royal Society Open Science, revela que incluso en las partes más profundas y remotas del océano, se puede encontrar la huella contaminante de la actividad humana.


egún este estudio, en algunos fondos marinos pueden encontrarse hasta 4.000 millones de fibras microscópicas de plástico por cada kilómetro cuadrado. Una concentración cuatro veces mayor que en las aguas poco profundas y costeras. De hecho, estos datos, resuelven parte de las dudas que tenían los científicos.


“El estudio aclara lo que podíamos denominar como el misterio de los plásticos en el mar, ya que estudios recientes mostraban que la abundancia de plásticos flotando en la superficie del océano era menor de la esperada. Algo no cuadraba. ¿Dónde estaba todo el plástico que iba a parar a los océanos?”, se pregunta la investigadora Anna Sánchez-Vidal, líder del equipo de expertos del Grupo de Investigación Reconocido de Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona, que ha participado en el estudio.


La basura marina, especialmente el plástico, es un grave problema medioambiental que afecta a los ecosistemas marinos. Según los cálculos de los investigadores que han realizado el estudio, para el que han analizado muestras de sedimentos y corales profundos recogidos en 16 puntos de muestreo en el Mediterráneo, el Atlántico nororiental, el Ártico y el Índico meridional, el área en el que se concentra la mayor cantidad de plásticos, abarca más de 300 millones de kilómetros cuadrados de superficie –el océano Pacífico ocupa 165 millones-. “El descubrimiento de microplásticos en las áreas estudiadas sugiere que su impacto podría ser aún más perjudicial de lo que se piensa sobre el hábitat marino”, apunta Richard Thompson, profesor de la Universidad de Plymouth y coordinador del estudio.