La Propensión Al Ahorro

Por: José Díaz Nin


Definitivamente el dominicano trabajador ve caer su futuro en un abismo de imprecisiones y desesperanzas. Desgraciadamente los salarios que devengan, más del 50% de los empleados públicos y privados,  no sobrepasan  los 15.000 pesos mensuales estando muy por debajo del costo  de la canasta familiar  que ronda los  25,000 pesos.


Ante esta situación el empleado tiene que vivir detrás de otros ingresos o contrayendo deudas que, muchas veces, terminan  llevando a su familia a la  pobreza extrema y por consiguiente a la incapacidad  para pagar.


Ante este preámbulo,  trataré el tema de la propensión al ahorro que no es más que la capacidad que tiene una persona de ahorrar una parte de sus ingresos. Por ejemplo una persona puede ahorrar un 10% de su salario mensual,  claro,  si está en capacidad de hacerlo, porque con un salario por debajo del  valor de la canasta familiar no hay posibilidad de ello.


Wikipedía define la Propensión Marginal al Ahorro como el incremento del ahorro  que resulta de un aumento de la renta, así también,  como  un porcentaje de los ingresos que  percibe una persona, una familia,  un territorio y que se destina al ahorro  para  el futuro.


Por ejemplo si la Propensión  Marginal al Ahorro es de un 35% y una persona o familia aumenta sus ingresos en 100 pesos: 35  pesos son para el ahorro y los 65  para el consumo.  Aunque esto es pura teoría pues cuando aumenta el ingreso aumenta también el consumo. Esto indica que mientras mayor consumo menor capacidad de ahorrar.


Quisiera que alguien diga  ¿Qué dominicano de los que ganan salario menor de  25, 000 pesos mensuales, que son el 75 % de los trabajadores, puede ahorrar un peso? ¿Cuánto usted ahorra por cada peso que gana y si en lo adelante aumentan sus ingresos  qué porcentaje usted ahorraría por cada peso?


Para algunos economistas la Propensión Marginal al Ahorro es un indicador del nivel de desarrollo de una sociedad ya que la misma puede destinar una mayor parte de sus rentas  al ahorro o la inversión, o lo que es lo mismo, la sociedad tendría satisfecho  el consumo.


Un trabajador debe tener ahorrado el equivalente a tres sueldos pero con esta guerra de publicidad incitando al consumo y estos sueldos de miseria, de la gran parte de ellos, no es posible lograrlo.


Esto es precisamente en lo que debe preocuparse el Estado Dominicano en promover acciones tendentes  a lograr una distribución más justa de la riqueza, donde cada ciudadano pueda vivir dignamente y con la suficiente capacidad para ahorrar que es la única forma como los empleados públicos y privados pueden, en el futuro, tener los recursos para comprar una vivienda, crecer como familia y satisfacer sus necesidades más perentorias.


He sido siempre un preocupado por la familia, porque creo firmemente que el desarrollo de una sociedad, el sosiego que exige su  desarrollo descansa en tres pilares: El bienestar económico, la felicidad y en la unidad de la familia.