Hipermercados Olé informó este martes que la presencia de heces fecales de ratas en su establecimiento de la avenida Duarte, que Pro Consumidor suspendió tras hallar miles de productos alimenticios infectados, se debe al entorno donde está ubicado.


“Lo ocurrido en la sucursal de la Duarte debe ser calificado como un hecho aislado, debido a las características particulares del entorno donde está ubicado el establecimiento”, indicó durante un comunicado en un periódico de circulación nacional.


Aseguró que durante años invirtió para mantener la integridad e inocuidad de sus mercancías, utilizando productor “amigables” a las personas y al medio ambiente, en consonancia con los más exigentes estándares internacionales.


“No obstante, alrededor del establecimiento cohabitan más de cinco mil comerciantes informales (buhoneros y vendedores ambulantes) que expanden alimentos crudos y cocidos, así como distintas mercancías sin ningún tipo de control ni conocimiento respecto del manejo de inventarios sobre bienes perecibles.


Esta conducta tiene un fuerte impacto sobre toda la comunidad que debe asumir un mayor riesgo de contaminación por vectores, así como el costo de prevenirla”, argumentó”, en un comunicado publicado en un periódico impreso.


Por tal motivo, Hipermercados Olé alertó a las autoridades de la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) sobre “esta grave situación que afecta a todo Villa Consuelo y la avenida Duarte”.