El destacado actor dominicano, José Guillermo Cortines, consideró que en la República Dominicana debe de haber una ley general para las artes, de la misma manera que existe una para el cine.


Memo, como también es conocido el polifacético artista criollo, entiende que con esta legislación se apoyarían todas las artes y no un segmento de ellas, como ocurre hoy en día.


“Así como hay una ley de cine, entiendo que debería de haber una que apoye en términos generales las artes, y que no solamente se concentre en un renglón de ellas”, reveló el actor de la telenovela Bajo el mismo cielo.


Agregó, además, que los privilegios que la ley de cine le otorga a los patrocinadores de las películas afecta en cierto modo las artes pequeñas en el entendido de que se han concentrado en solo apoyar al séptimo arte.


“Esa ley le facilita a ellos (patrocinadores) ese movimiento, están en un medio masivo como lo es el cine y entonces no tienen la necesidad de apoyar otras artes más pequeñas, que sufren a partir de ahí”, aseguró.


Por otro lado, José Guillermo entiende que en el país hay una buena plataforma para la creación de miniseries locales, siempre y cuando se realicen pensando en un mercado extranjero porque, según dice, si las venden como un producto interno es probable que no puedan cubrirse los costos del trabajo.


Al ser entrevistado en el programa Bajo el Lente, que produce y conduce el joven Willy González, a través del Nuevo Diario TV, Memo también se refirió a su experiencia como actor en países como México y Miami, donde permaneció por espacio de ocho años.


Dijo que no le fue difícil adaptarse al lenguaje, debido a que viene del teatro, donde, según explicó, se aprende a graduar muy bien el acento.


Aprovechó para recomendarles a aquellos actores que piensan marcharse del país con fines de laborar en el extranjero, no irse con un acento muy dominicano.


Su participación en Chévere Nights


Memo, quien inició en la televisión local en el canal Mango TV, confesó que a su regreso a República Dominicana, Milagros Germán le propuso trabajar en su programa y le fascinó la idea, “porque entiendo que es un programa popular que no necesita del anzuelo del morbo y el chisme para vender, y eso es algo muy importante para mí”, aseguró.