explosion-fabricaSan Cristóbal


El gerente general de la empresa Coco López aclaró que solo una persona murió en la explosión de una de sus calderas y que 16 resultaron lesionadas. Mientras que ayer se informó queen el hospital Ney Arias Lora hay ocho ingresados con pronóstico reservado.


El gerente Montgomery Reyes dijo que José Luis Troncoso Santana, de 43 años, es la única víctima mortal de la explosión y  que el supervisor de la caldera, Pablo Morales Moreno Valdez, no falleció, como se había informado, aunque está en estado crítico.


Reyes definió a Moreno Valdez como un “gran empleado, con 20 años en la empresa, al que siempre se ha visto con una sonrisa en los labios”. Dijo que es un gran técnico, experto en calderas y un gran colaborador que no tiene horario ni fecha para trabajar.


Igual ponderó el trabajo desempeñado en esa empresa por Troncoso  Santana.


Reyes dijo que la mayor pérdida que tuvo la empresa es por su personal, apenado por las lesiones que tienen estos,  y como él se mostraban afligidos empleados de oficina, de seguridad y operarios.


Dijo Reyes que algunos de los heridos fueron por los escombros de la explosión y otros al salir huyendo, ocho de los cuales fueron atendidos y despachados a sus hogares.


Un sobreviviente
Explicó ayer que un empleado sobrevivió a la explosión estando en el mismo lugar del hecho y que éste narró que cuando escuchó el estruendo se lanzó al piso y las llamas ni los escombros no le causaron lesiones.


Dijo que ese empleado que no escuchó fallas ni la alarma de la caldera, equipo que según el ejecutivo de la empresa había sido reparado por completo el pasado año y no tenía desperfecto.


Aseguró que la empresa va a cubrir todos los gastos en los que incurran los lesionados y en el funeral de Troncoso Santana, cuyo cadáver permanecía en la morgue del hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal.


La empresa tiene siete líneas de producción y cinco de ellas cesarán sus operaciones por la explosión de la caldera de biomasa, pero que ningún empleado será cancelado, porque serán ubicados en otras áreas y a los que le correspondan vacaciones se las otorgarán.


Duelo en el personal
Había expresiones de tristeza en el personal de la empresa Coco López, aunque se acercaban las cuatro de la tarde, algunos no habían almorzado.


“Yo solo me tomé un jugo, no puedo comer sabiendo que mis compañeros están sufriendo” dijo una empleada al contestar una llamada de una persona que quería saber las condiciones en las que ella se encontraba. Otros guardaban silencio, pero no podían esconder la pena.


 Hospitalizado 
En el hospital Ney Arias Lora están  Confesor Gregorio de la Cruz con el 27% de su superficie corporal quemada; Argelio Valdez con el 60% superficie quemada; Pablo Valdez de 49 tiene el 45% quemado; Enrique Antuna con 9% superficie quemada;  Juan Rubén Lara con trauma combinado craneal contuso moderado y quemaduras; Fremio Santana tiene el diez por ciento de su cuerpo quemado. Hilda Batista tiene el 30% de su cuerpo quemado;  Ana Beltré quemadura interna por inhalación de vapor y Raúl Fancisco también con quemaduras.


Estas informaciones fueron ofrecidas por el doctor Frank María, emergenciólogo del Ney Lara Lora, quien dijo que todos tienen pronósticos reservados.


Fuente: Listín Diario



  • Dayanira Polanco.