Alex


Los vuelos al archipiélago portugués de las Azores fueron suspendidos durante las primeras horas de la mañana de hoy debido al paso del huracán Alex, que puede provocar rachas de viento de hasta 160 kilómetros por hora.


El principal aeropuerto de las Azores, en la isla de Ponta Delgada, localizada en medio del Océano Atlántico, a unos 2.000 kilómetros de Lisboa, canceló todas las llegadas y salidas hasta las 10.00 horas GMT, cuando espera que la situación meteorológica mejore y regrese a la normalidad.


De hecho, la compañía aérea SATA -responsable de la mayor parte de los vuelos con el archipiélago luso- decidió reprogramar sus conexiones y retrasarlas hasta que pase el temporal.


El presidente del Gobierno regional, Vasco Cordeiro, reveló en declaraciones a medios lusos que la mayor preocupación es el estado del mar, que se prevé muy agitado durante la tormenta.


Según el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera, se estima que el huracán puede causar olas de hasta 18 metros de altura en cinco de las nueve islas que componen el archipiélago.


La alerta por este fenómeno -es el cuarto huracán que afrontan las Azores sólo en el siglo XXI- conllevó también la adopción de diferentes medidas de prevención, como el cierre de guarderías, escuelas primarias y residencias.