Adolescentes


Probablemente no te sorprenderá escuchar que un nuevo informe encontró que los adolescentes y preadolescentes pasan mucho tiempo viendo televisión, videos y películas, jugando videojuegos, leyendo, escuchando música y revisando las redes sociales, pero quizá te sorprenda un poco (¡a mí me sorprendió!) ver cuánto tiempo le dedican a estas actividades.


En un día cualquiera, los adolescentes en Estados Unidos pasan alrededor de nueve horas utilizando los medios para su entretenimiento, de acuerdo con el informe realizado por Common Sense Media, una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a que los niños, los padres y educadores naveguen por el mundo de los medios y la tecnología.


Pongamos estas nueve horas en contexto por un momento. Eso representa más tiempo del que los adolescentes normalmente pasan durmiendo, y más tiempo del que pasan con sus padres y maestros. Y esas nueve horas no incluyen el tiempo que pasan utilizando los medios en su escuela o para hacer tareas.


Los preadolescentes, identificados como niños de 8 a 12 años, dedican alrededor de 6 horas, en promedio, a los medios, según el informe.


Padres, así es como pueden parar lo peor de las redes sociales.


“Creo que el simple volumen de tecnología de los medios al que los niños están expuestos todos los días es impresionante”, dijo James Steyer, director ejecutivo de Common Sense Media, en una entrevista.


“Esto solo te demuestra que estos niños viven en este enorme mundo de tecnología digital 24/7, y esto le está dando forma a cada aspecto de sus vidas. Ellos pasan mucho más tiempo con la tecnología de medios que con cualquier otra cosa en su vida. Este es el intermediario dominante en su vida”.


El informe, el primer estudio a gran escala que explora el uso que los adolescentes y preadolescentes le dan al rango completo de los medios, según Common Sense Media, se basa en una muestra nacional de más de 2.600 jóvenes de 8 a 18 años.


Cuando se trata de consumir medios en pantallas, entre ellas computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y tabletas, los adolescentes, en promedio, pasan más de seis horas y media frente a las pantallas y los preadolescentes, más de cuatro horas y media, encontró el informe.


Los pediatras modifican las ‘antiguas’ reglas sobre el tiempo que pasan frente a las pantallas


“Solo creo que esta debería ser una total llamada de atención para cada padre, educador, legislador, empresario y miembro de la industria de la tecnología, en relación a que la reestructuración de nuestro panorama de la tecnología de medios está afectando principalmente las vidas de los jóvenes, y le está dando una nueva forma a la niñez y a la adolescencia”, dijo Steyer, cuyo libro más reciente es “Talking Back to Facebook: The Common Sense Guide to Raising Kids in the Digital Age”.