donald-trump


Dos hermanos que dieron una paliza a un indigente de origen hispano, según ellos inspirados por los comentarios racistas del aspirante republicano a la Presidencia de EE.UU. Donald Trump, fueron procesados hoy en la ciudad de Boston acusados de crímenes de odio.


El enjuiciamiento de los hermanos Scott y Steve Leader por crímenes de odio, como se conoce a los relacionados con la intolerancia y el racismo, fue decidido por un gran jurado en el condado de Suffolk, al que corresponde Boston, informó la Fiscalía.


La imputación de crímenes de odio contra los hermanos Leader, de 30 y 38 años y que se encuentran detenidos desde la noche del 19 de agosto, responde a que “supuestamente golpearon y orinaron a un hombre porque creían que era un inmigrante”, informó el fiscal del distrito, Daniel F. Conley, en un comunicado.


Los hechos se produjeron cerca de una parada de metro en el sur de Boston, cuando la víctima, que dormía en la calle, se despertó al sentir que le estaban orinado encima y vio a los hermanos, que luego le propinaron puñetazos y golpes con una barra de metal.


Cuando fueron detenidos, los hermanos Leader, que cuentan con un abultado historial de antecedentes criminales, hicieron comentarios racistas sobre los hispanos a los agentes.


“Donald Trump tiene razón y todos estos ilegales deberían ser deportados”, dijo uno de los hermanos, mientras ambos continuaban profiriendo insultos contra los inmigrantes una vez detenidos, según consta en el informe policial.


De ser declarados culpables de las acusaciones de violación de los derechos civiles y causar lesiones a la víctima, los hermanos podrían ser condenados a un máximo de diez años de cárcel.


A los dos acusados también se les imputan los delitos de agresión, ataque con el propósito de intimidación con el resultado de lesiones y empleo de un arma mortal, entre otros.