Acribillados


Dos hombres fueron ejecutados a tiros, cuyos cadáveres fueron encontrados calcinados atados de pies y manos, informó este miércoles la Policía.


La dirección Regional Sur de la Policía, con asiento en la ciudad de Azua, identifico a las víctimas como Julio César Sención Ramírez, de 34 años, y Rafael Ramírez Beltre, de 45 años, cuyos cadáveres presentan impactos de bala en distintas partes del cuerpo.


De acuerdo a versiones, Sención Ramírez era chofer de una ambulancia de Salud Pública.


Los cadáveres no fueron entregados a los familiares debido a estado de descomposición que presentaban, por lo que fueron sepultados de inmediato en el cementerio de la comunidad de Las Guanábanas, de donde eran nativos.


Oficiales de la Policía Científica, de Investigación de Homicidios, la médica legista y un representante del Ministerio Público se presentaron a la escena del doble crimen para iniciar las investigaciones.