PN


Abogados consideran que la gran cantidad de prófugos y rebeldes que existe en el Distrito Nacional es porque no hay un sistema de vigilancia hacia ellos.El jefe de la Policía Nacional, general Nelson Peguero Paredes, dijo que harán sus mayores esfuerzos para que a través de la Dirección de Investigaciones Criminales la cifra de 7,339 rebeldes y prófugos se reduzca.


El abogado Félix Damián Olivares propone la creación de una Oficina de Servicios con Atención a Juicio para garantizar que los imputados no se sustraigan de la justicia, en tanto que César Amadeo Peralta aboga porque se cree un mecanismo de publicación de los nombres de declarados en rebeldía.


Ambos profesionales del derecho coinciden en que el Departamento de Prófugos Rebeldes y Condenados de la Fiscalía, no cuenta con el personal ni los recursos necesarios para dar seguimiento a quienes se hayan sustraído de los procesos.


Damián Olivares dijo que cuando los jueces dan una medida de coerción consistente en pago de una multa a través de una aseguradora y presentación periódica, la aseguradora no le da seguimiento al procesado y por eso se sustraen del proceso.


“Lo que pasa es que a la persona le dan una fianza y la compañía afianzadora se queda con el dinero y el Estado mismo cobra unos impuestos mínimos y nadie le da seguimiento a la persona. Las personas comparecen porque les da su voluntad, no tienen ningún constreñimiento, mientras si hay alguien que los vigila y que les da seguimiento, se pueden prevenir las fugas y evasiones”, dijo Olivares. Puso como ejemplo que sólo “cuatro” agentes laboran en prófugos y uno de ellos, el exraso de la Policía Nacional, Daurin Muñoz, fue cancelado.