Aerolinea


La única explicación razonable para el accidente del avión de pasajeros ruso en Egipto es “una influencia externa”, dijo este lunes un ejecutivo de la aerolínea Kogalymavia, que operaba el vuelo, haciendo hincapié en que los aviones no se rompen en el aire.


“Excluimos problemas técnicos, y rechazamos el error humano”, dijo Alexander Smirnov, funcionario de la aerolínea, en una conferencia de prensa, al hablar sobre las posibles causas del accidente.


Un alto funcionario de la aviación rusa dijo previamente que el avión de Kogalymavia se desintegró en pedazos en el aire antes de que tocara el suelo en un área remota de la conflictiva península del Sinaí egipcia.


El avión de pasajeros ruso había sido totalmente inspeccionado y su tripulación no comunicó ningún problema durante el vuelo, dijeron los ejecutivos de la aerolínea.


El Airbus A321-200 había tenido previamente un accidente que involucraba su sección de cola, pero los funcionarios de la aerolínea dijeron que se hicieron reparaciones a gran escala y que no había ninguna razón para pensar que el accidente anterior tenía algo que ver con el accidente del sábado.


Las autoridades han restado importancia a una presunta reivindicación de militantes islámicos en el Sinaí que dijeron haber derribado el vuelo 9268 de Kogalymavia, afirmando que el fallo técnico es la razón más probable del accidente.


Pero hasta ahora, no han sido capaces de dar una explicación definitiva de lo sucedido, y las autoridades egipcias sugirieron que las investigaciones podrían tardar meses.


En el accidente del sábado en el Sinaí murieron las 224 personas que iban a bordo del avión, un Airbus 321-200, que viajaba desde el balneario egipcio de Sharm el-Sheij a San Petersburgo.


Varios cuerpos de las víctimas llegaron a San Petersburgo.