Abinader


El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, cuestionó que el presidente Danilo Medina rehúsa responder al reclamo de la sociedad dominicana para que hable sobre los grandes temas que preocupan a la nación, y prefiera hacerlo sobre la campaña reeleccionista, que a su juicio es el principal tema en la agenda de su administración.


Afirmó que el nerviosismo que se advierte en el oficialismo es porque la proyección de la actual coyuntura muestra que la popularidad del presidente Medina sigue en picada, y probablemente, de acuerdo a esa tendencia, estará rozando el 40 por ciento de las preferencias electorales en mayo del 2015.


El empresario y economista, sostuvo que el presidente Medina tiene que saber que ningún presidente en República Dominicana, ni en ningún otro país, ha logrado la reelección sin haber solucionado los problemas fundamentales.


“Por esa razón me permito recomendarle a Danilo que se vaya tranquilo, que no se empeñe en imponerle al país la continuidad de un modelo de gobierno que ha fracasado en el manejo de la economía, en la gestión de los servicios, en la administración de la Justicia y en el freno de la corrupción”, apuntó el economista y empresario.


Abinader afirmó que en su gestión de gobierno Danilo Medina no ha mejorado ni uno sólo de los problemas del país, lo que se refleja en una creciente pérdida de popularidad en la población, situación que está llevando a la desesperación al equipo del candidato presidencial oficialista.


En opinión de candidato presidencial de oposición, Medina está consciente que no puede conseguir la aprobación mayoritaria de los dominicanos sin haber resuelto ningún problema importante del país, razón por la cual se niega sistemáticamente a responder al reclamo generalizado de la sociedad para que hable sobre los temas que preocupan a la nación,


El también candidato presidencial del Partido Humanista Dominicano, del Partido Dominicanos por el Cambio y del Frente Amplio, dijo que la campaña oficialista está entrampada en el desastre de la actual gestión de gobierno, como se advierte con la crisis del sector salud, la creciente inseguridad pública, la corrupción galopante, el alza en el precio de la comida y de los artículos de primera necesidad y la incapacidad para mejorar los servicios de agua potable y energía eléctrica.


Sobre las declaraciones del presidente Medina de que en enero estará en las calles haciendo campaña electoral, Abinader, respondió que las visitas que realiza Danilo todas las semanas son proselitistas, al tiempo de asegurar que el presidente ya está en abierta campaña política.