Tribunal


El juez del Tribunal de Atención Permanente, Alejandro Vargas conoce en estos momentos el pedido de medida de coerción contra Jamil Enrique Bassa Matos, acusado de asesinar a tiros y cuchilladas al comerciante Juan Isidro Veras Grullón, cuyo cadáver apareció en un ascensor de un residencial del ensanche Quisqueya, en esta capital.


Los familiares del comerciante asesinado en un ascensor la pasada semana, denunciaron este martes que el occiso Veras Grullón, llevaba 600 mil pesos y que “ahora ni la Policía ni el victimario hablan de ese dinero”.


Carlos Grullón, tio del asesinado comerciante relató que Veras Grullón portada al momento de su muerte una pistola y los 600 mil pesos, pero que lo “único que apareció fue la pistola y queremos que de eso se hable”.


Relató que Bassa Matos espero escondido en el ascensor a su sobrino para atracarlo y asesinarlo por lo que junto al abuelo, madre y hermana del occiso piden justicia, que “valla a la cárcel a pagar por lo que ha hecho, asesinar un buen hombre de familia. Mi sobrino no llegó a la cuarta, y el asesino vive en la segunda”.