Feto


Un feto de sexo femenino, de seis a siete meses de gestación, fue sacado ayer tarde de un inodoro del área de emergencia del hospital municipal de Hato del Yaque.


El administrador del centro de salud, José Genao Pérez, fue el primero en tener conocimiento de la situación.


Genao Pérez informó de inmediato al Ministerio Público y al médico forense, quienes procedieron a extraer el feto del inodoro, certificando su muerte a causa de aborto.


Las autoridades desconocen quien fue la persona que arrojó el feto a dicho lugar, en tanto que se dispuso su traslado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses.