Arquitecto


El abogado de los familiares del arquitecto que se suicidó en uno de los baños de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) reveló este miércoles que el contratista nunca recibió dinero el día que tomó la medida fatal como se dio a conocer en los medios de comunicación.


“El dinero fue pagado al testaferro. Fue a la supuesta financiera que presta sin intereses. Que le pagaron al arquitecto eso es una falacia”, expresó Miguel Surum Hernández.