Riñones


¿Tienes piedras en los riñones y el dolor no te deja pensar claramente? ¿Has ido a la sala de emergencia y aún no botas la dichosa piedra?


Pues, quizás la solución es más fácil de lo que pensabas. Bueno, igual tampoco es tan sencilla.


Resulta que un estudio realizado por expertos de la Clínica de Entrenamiento e Investigación del Hospital de Ankara, en
Turquía, reveló que tener relaciones sexuales entre tres a cuatro veces a la semana puede ayudar a eliminar de forma espontánea las piedras en los riñones.


Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigadores dividió a los 75 participantes en tres grupos. Al primer grupo se le solicitó tener sexo de tres a cuatro veces en la semana, al segundo se le administró un medicamento para provocar la orina en los hombres con la próstata agrandada y el resto se sometió al típico tratamiento contra las piedras en los riñones.


Dos semanas después, los investigadores hallaron que 26 de 31 participantes del grupo que trató el tener relaciones sexuales pudieron botar las piedras alojadas en sus riñones. Mientras, sólo 10 de los 21 participantes del grupo al que se le administró el medicamento terminaron el tratamiento con resultados exitosos.


“Nuestros resultados han indicado que los pacientes que tienen piedras pequeñas renales (de menos de 6 milímetros) y una pareja sexual pueden ser asesorados a tener relaciones sexuales tres a cuatro veces a la semana para aumentar la probabilidad de expulsión espontánea de las piedras”, explicaron los autores de la medida.