Raso.2jpg


El raso de la Policía que fue apresado tras publicar un video en las redes sociales en el cual deploraba el bajo salario que reciben los miembros de esa institución afirmó este domingo que lo que hizo fue a título personal “sin recibir influencias de nadie”.


Daurin Muñoz, quien reside en Mata Toro, de San Cristóbal, estudió una licenciatura en Comunicación Social, en la O&M, es locutor y visitador a médico.


Dijo que entró a la Policía en enero de 2007 y salió en noviembre para estudiar y que cuando concluyó sus estudios volvió a la uniformada en junio de este año porque le gusta la institución y servir al país.


En una entrevista exclusiva CDN, afirmó que no firmó el video con intención de dañar a nadie, sino que buscaba mostrar al país las precarias condiciones salariales en que se desenvuelven los agentes policiales.


Confesó que ha pasado por situaciones muy difíciles y que ha sobrevivido por el apoyo de sus padres.


En la actualidad, Muñoz está separado de la madre de su hijo.


De su lado, los padres del joven afirmaron que lo apoyan en lo que hizo y dijeron entirse orgullosos de su valentía y porque siempre ha sabido mantenerse firme.


Igual actitud mostraron los vecinos del joven y destacaron su valentía.


Luego de publicar el video, en el cual se queja de que el salario que devengan los rasos, RD$5,800, es lo que se llama un suelo cebolla, porque de solo verlo dan ganas de llorar, el joven explica que esa cantidad de dinero no le alcanza para nada y pide al gobierno incluir una partida en el presupuesto para subir los sueldos a los Policías. Tras la denuncia fue apresado, pero luego dejado en libertad.


En el video, el joven, que demuestra un gran conocimiento de la realidad social del país, aboga por que la institución sea reformada y se refiere al proyecto de ley que hay en el congreso para ello y deploró la forma en que se desenvuelve en la actualidad, de lo cual dijo que se maneja como en los tiempos del exdictador Rafael Leónidas Trujillo, denigrando constantemente a sus miembros.