embarazo


El presidente Danilo Medina dispuso el ascenso póstumo a cabo de la Policía del raso Franklin Reyes Guaba, quien cayó abatido ayer en un enfrentamiento con supuestos delincuentes en Bonao, donde dos de estos también murieron. Posteriormente, la policía mató en Salcedo a un tercer miembro de la supuesta banda.


La información la ofreció el vocero de la policía Máximo Báez Aybar, quien le entregó el decreto presidencial a la madre y a la esposa del fenecido, al momento que le expresaba sus condolencias en representación del Jefe de la Policía.


Dijo que es un mártir de la policía que entregó su vida en defensa de la sociedad y le prometió a la familia que no quedará desamparada y que siempre tendrán el apoyo de la Policía y del Gobierno.


Señaló que ese apoyo será especialmente para el niño de dos años que deja en orfandad y la criatura de nueve meses que está en el vientre de la viuda.


Dijo que los 35 mil miembros de la Policía son la familia de quienes han perdido a sus hijos.


Junto a Báez Aybar, varios generales y coroneles de la policía asisten al velatorio en la sección Monte Adentro en Licey al Medio.


En otro orden, el general Báez Aybar dijo que no descansarán hasta apresar a todos los miembros de la banda, de los que parte de los integrantes se enfrentaron ayer donde cayó abatido el agente. También murieron los supuestos sicarios José Aurelio Ovalles “Maicol” de 35 años y un compañero solo conocido como José.