Dajabon


El comercio entre ciudadanos haitianos y dominicanos en esta provincia por la franja fronteriza sigue paralizado en su octavo día, luego que las federaciones del comercio y transportistas decidieran cerrar las puertas de Aduanas y de Migración de


ambas naciones.


Solo se permite la salida o entrada por Aduanas de Haití a los ciudadanos de esa nación con documentos o las repatriaciones que frecuentemente hacen las autoridades de Migración e Interior y Policía de República Dominicana. La seguridad policial y militar de ambos lados fue reforzada.


Los vehículos del Sindicato de Camioneros y la Federación Dominicana de Transporte de Cargas (Fenatrado) obstruyen el paso en la vía que da acceso al mercado fronterizo y a las calles colaterales.


Freddy Morillo, presidente de la Federación de Comerciantes de esta provincia, declaró que el paro se mantiene firme, hasta tanto el Gobierno de Haití levante la veda de los 23 productos de la industria nacional que no pueden ingresar a aquella nación por vía terrestre.