Policia


Empujones, insultos y mucha tensión fue el ambiente que se vivió ayer durante una protesta realizada por organizaciones sociales por los casos de corrupción de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).En medio de los forcejeos el dirigente de la Juventud Revolucionaria Moderna (JRM), Marcos Valdera, fue rociado en los ojos con un gas pimienta manipulado por un oficial de apellido Hamburgo, según informaron testigos. Valdera fue trasladado por una unidad del Sistema 911 a un centro hospitalario cercano donde fue atendido.


Vallas metálicas fueron colocadas en todas las calles aledañas a la OISOE y el Palacio Nacional para impedir que los miembros del Colectivo Poder Ciudadano se concentraran por segunda vez frente a la OISOE en demanda de castigo contra los responsables del escándalo de corrupción destapado tras el suicidio del arquitecto David Rodríguez García en uno de sus baños.


El coordinador de Poder Ciudadano dijo que para realizar la actividad entregaron una comunicación al Ministerio de Interior el pasado el lunes, sin embargo, cuando se disponían a realizar la manifestación, se encontraron que todas las entradas posibles fueron cerradas por un amplio operativo policial, obligándolos a concentrarse en la avenida México esquina calle Doctor Delgado.


“Lamentablemente no pudimos entrar al lugar donde estaba contemplado que realizaríamos la cadena humana, que consiste simplemente en agarrarse de las manos en señal de unidad y de firmeza contra estos ladrones que se robaron el dinero del pueblo”, dijo Manuel Robles.


Los manifestantes convocaron a otra jornada de protesta para el próximo miércoles frente a la OISOE y simultáneamente frente a la Suprema Corte de Justicia (SCJ), a propósito de la lectura del fallo del caso que se le sigue al senador Félix Bautista, quien también fue director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, durante la gestión de gobierno del expresidente Leonel Fernández.