MEXICO


Patricia se debilitó este sábado a tormenta tropical, horas después de tocar tierra en el Pacífico mexicano.


El fenómeno estaba a 55 kilómetros de la ciudad de Zacatecas, con vientos de 80 kilómetros por hora, poco antes del amanecer.


El viernes por la tarde, Patricia tocó tierra como huracán categoría 5, con vientos de más de 300 kilómetros por hora. Fue catalogado el huracán más fuerte que haya sido registrado por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos y es el más poderoso del que se tiene registro, según el Conagua.


En las primeras horas de este sábado se debilitó hasta degradarse a tormenta tropical, pero sigue teniendo vientos intensos y causando lluvias de muy fuertes a intensas, rachas de viento y oleaje elevado en los estados del Pacífico, advirtió Conagua.


Durante la noche y a medida que avanzaba, los funcionarios mexicanos expresaron un cauteloso optimismo.


“Los primeros informes confirman que los daños han sido menores que los correspondientes a un huracán de esta magnitud”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.


“Sin embargo, es muy importante que la población se mantiene en los refugios, las fuerzas de seguridad estarán patrullando para proteger sus hogares. Repito, todavía no podemos bajar la guardia”, dijo el mandatario.