Arquitecto


El Instituto Nacional de Patología Forenses certificó que el arquitecto David Rodríguez García se suicidó con un arma de cañón corto.


Rodríguez cometió el hecho en uno de los baños de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado-OISOE.


A través de un informe firmado por la bioanalistas forense, Ana Cecilia Romero, Patología señala que Rodríguez murió a causa de herida con proyectil con entrada en región temporal derecha salida en región izquierda, que le ocasionó daños severos.


“Herida de contacto por proyectil de arma de fuego cañón corto, con entrada en la región temporal derecha y salida en región temporarietal izquierda, con contusión, laceración, hemorragia y desorganización de masa encefálica e hipoxia cerebral como mecanismo terminal”, dice el informe.


La OISOE ha estado en la palestra a raíz del suicidio del arquitecto David Rodríguez, quien dejó una nota acusando de ladrones y extorsionadores a un empleado y un exempleado de la institución. El suicida, quien había ganado un sorteó para la remodelación de una escuela, tenía una deuda de seis millones de pesos, dinero que alegadamente tomó prestado a particulares para concluir los trabajos en la edificación.