Dominicanos


Numerosos dominicanos y dominicanas quedaron damnificados, después que un voraz incendio destruyó parcialmente el edificio 280 de la calle Gregory en Passaic (New Jersey), en tanto, en el alcalde Alex Blanco, (nativo de La Vega, República Dominicana), dijo que el fuego es investigado como sospechoso.


Blanco, explicó a medios locales que poco antes del siniestro, personas discutían en uno de los apartamentos del inmueble, cuya estructura se afectó severamente y las ventanas quedaron destruidas.


La mayor parte del techo se quemó y se desplomó en el quinto piso la noche del miércoles. El incendio fue reportado por primera vez en un apartamento del quinto piso en el lado del edificio que da a Broadway, dijo el portavoz de la ciudad Keith Furlong, lugar donde habría ocurrido la discusión.


Los bomberos tuvieron que rescatar a los inquilinos y las mascotas de los pasillos y las escaleras de incendios, entre ellos una anciana que se quedó en su apartamento del quinto piso, añadió Furlong.


Los bomberos tuvieron que quitar la puerta abierta y llevarla a la calle.


También tuvieron que evacuar una vez que el fuego se extendió y alcanzó el techo.


31 compañías auxiliaron a los bomberos de Passaic para poder extinguir el incendio, con la ayuda de los departamentos de bomberos de Paterson, Clifton, Totowa, Woodland Park, Little Falls, Wayne, Bloomingdale, Pompton Lakes, Wallington, Carlstadt, Rutherford, East Rutherford, Wanaque, Woodridge , Moonachie y Teaneck.


Dos bomberos de Passaic resultaron heridos, uno sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro y el cuello cuando parte del techo del quinto piso se derrumbó, y el otro resultó herido por los escombros.


Un bombero de Rutherford se lesionó la rodilla izquierda mientras que buscaba sobrevivientes en el edificio.


Ayer jueves, el edificio fue declarado inhabitable.


En el quinto piso hubo una pérdida total, con extensas llamas, humo y daños causados por el agua al resto del edificio.


Los registros dicen que el edificio es propiedad de John y Donna Raineri, residentes en Franklin Lakes que operan varios apartamentos a través de su compañía “Donna Realty”.


400 inquilinos fueron desplazados por el incendio. Muchos de ellos fueron ubicados en oficinas del Consejo Municipal en el ayuntamiento, y otros fueron asistidos por la Cruz Roja Americana.


“El departamento de bomberos hará todo lo posible para recoger objetos personales y de valor y devolverlos a los residentes”, dijo el oficial Furlong.


La alarma de incendios siempre se apaga, cuando alguien olvida algo en la estufa o se atasca en el ascensor, dijo José Valentín, compañero de habitación de Jader Figueroa, pero no sonaron la noche del miércoles.


Figueroa vio personas tratando de activar alarmas de incendio mientras se abrían camino a la salida, pero no funcionaron.


Rosa Acosta no pudo salvar nada de su apartamento que comparte con sus dos hijos, su marido, su hermana, dos hijos de su hermana y su padre.


Frank Rodríguez, otro de los dominicanos afectados y que cargaba sus peroles en bolsas plásticas, relató que fue “un infierno” lo que se desató en el edificio y pudo recoger pocas de sus pertenencias.


La dominicana Milagros Montero, dijo que las alarmas contra incendio, no funcionaban en el edificio, y pidió una investigación de las autoridades.


El alcalde Blanco, señaló que el ayuntamiento está haciendo todo el esfuerzo posible a su alcance, para socorrer y ayudar a los damnificados.