Obras


Las obras del Presidente no estarán todas concluidas antes del 16 de agosto del próximo año, cuando concluye el actual período gubernamental. De las que parecen las iniciativas más emblemáticas del Presidente, posiblemente solo una esté concluida. Otras trascenderán al actual período y otras fueron aplazadas.


La política de obras públicas aplicada por el Gobierno revela que el Poder Ejecutivo ha asumido y continuado proyectos que no figuraban en su plataforma o programa.


También muestra que una obra de años, manoseada por distintos gobiernos anteriores, pero no realizada por ninguno, la presa de Monte Grande, tampoco será ejecutada en la actual administración.


De las que se consideran “grandes obras” que han sido concluidas por la actual administración, las principales son heredadas y el Gobierno, aplicando el concepto continuidad del Estado, las ha concluido. El circuito vial del Este y la Circunvalación de Santiago se encuentran en ese grupo de obras ideadas por anteriores gobiernos.


De las “ideas de obras diseñadas” por la Administración Medina, la más emblemática por el monto que envuelve y por la trascendencia que implica, la termoeléctrica Punta Catalina, no estará lista para suplir al mercado eléctrico sus 700 megavatios antes del 16 de agosto. Según las explicaciones que han dado las autoridades de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), el órgano ejecutor de la gigantesca infraestructura eléctrica, la energía generada por la termoeléctrica que se levanta en Punta Catalina, Baní, estará en línea en el primer cuatrimestre del 2017. Es una obra de un costo aproximado de US$2,000 millones.


Otro gran proyecto con el sello del presidente Medina y que será inaugurado en el actual período es La Barquita, un complejo habitacional de unas 1,400 unidades o apartamentos, en el cual el Gobierno erogará unos RD$4,000 millones más RD$3,000 millones del proyecto complementario del Teleférico de Santo Domingo, un sistema de transporte que proyecta movilizar tres mil personas por hora, para desplazarlas desde y hacia cinco sectores del Gran Santo Domingo, localizados en el Distrito Nacional y los municipios Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte. Aunque el Gobierno ha expresado interés en que la obra esté lista en el primer semestre del 2016, surgen dudas de que el proyecto pueda completarse en ese período, debido a que todavía no ha sido iniciado. Del área habitacional, el Gobierno promueve el proyecto Ciudad Juan Bosch, en un modelo de fideicomiso público-privado. De las 25 mil unidades previstas, unas 10 mil podrían estar lisas en la actual gestión.