Amet


El descuido y la falta de dinero son dos de las razones en las que se escudan motoristas consultados por Diario Libre para no contar con su licencia de conducir.


No obstante, aseguraron que el motivo más fuerte para ahorrarse el costo de este documento, expedido por la Dirección de Tránsito Terrestre del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOCP), es que los agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) no exigen ese documento cuando se comete una infracción.


“Tengo que reconocer que los motoristas nos hemos descuidado. Ese descuido es mayor, porque la AMET cuando te para, sólo te pide la matrícula y el seguro de la motocicleta, para ver si están al día. Sé que es necesaria la licencia, la debo sacar un día”, comentó el motoconchista Rafael Soriano.


Con más de 20 años como motorista en una parada del sector Los Tres Brazos del municipio Santo Domingo Este, Tomás Rodríguez no titubeó al afirmar que nunca ha tenido la licencia de tránsito, porque no la ha necesitado para ningún proceso.


“Pero voy a empezar a juntar los chelitos (sic)… porque si se presenta un accidente de tránsito, sé que no tendré ningún derecho a hacer una reclamación si hay muertes”, agregó.


Para el motorista Ángel Félix ha sido “imposible” expedir la licencia de conducir por las necesidades económicas que enfrenta.


“Tengo mi matrícula y seguro al día, pero la licencia me falta. La cosa está difícil para nosotros los pobres. Espero poder resolver eso pronto”, indicó.


El motorista Eduardo D’ Óleo sí cuenta con la licencia, pero hace tres años que debió renovarla. “Yo admito que como no tengo problemas con la Amet, me he descuidado”, destacó.


El caso de Julián Peña es diferente. Ayer, cuando este diario lo cuestionó sobre si portaba licencia, fue que supo que los motoconchistas deben contar con esa documentación para circular en la vía pública, conforme a la ley de tránsito. “Pero es que la AMET no pide licencia cuando te para”, declaró.


Se recuerda que la Dirección de Tránsito Terrestre del MOPC informó que de un millón y medio de motoristas que circulan en el país, menos de 50,000 tienen licencia de conducir.