Medicos


Médicos residentes que laboran en el hospital Darío Contreras, paralizan este lunes los servicios en reclamo de que se aumente la seguridad en ese centro asistencial, debido a que a diario son agredidos con “galletas, trompadas y amenazas con pistolas” por familiares de pacientes.


El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Pedro Sing dijo que tienen más de un año y medio exigiendo a las autoridades mejorar la seguridad hospitalaria.


“Golpearon a una residente en San Cristóbal, le rompieron la muñeca en San Juan a otra, y en el Darío Contreras le sacan pistolas y golpean a los residentes”, señaló.


Informó que al menos unos ocho residentes han sido maltratados por familiares de pacientes en diversos centros del país.


Sing dijo que las autoridades no deben esperar que maten a un residente médico para tomar las medidas necesarias en lugar.