PALESTINIAN


Manifestantes palestinos prendieron fuego al complejo de la Tumba de José durante la noche, un lugar de culto venerado por los judíos, dijeron las Fuerzas de Defensa de Israel.


Las fuerzas palestinas dispersaron a los presuntos incendiarios y apagaron el fuego.


La Tumba de José se encuentra en la ciudad de Naplusa, en Cisjordania, en una zona bajo la jurisdicción de la Autoridad Palestina y ya fue atacado antes. También es un lugar sagrado para los cristianos.


El resentimiento ha alcanzado su pico en una ola de violencia que ha costado decenas de vidas en Israel y en los territorios palestinos ocupados en apenas unas semanas.


El viernes, el Consejo de Seguridad de la ONU tomará cartas en el asunto.


Atacantes palestinos han atacado civiles y policías israelí con cuchillos, y las fuerzas de seguridad israelíes usaron sus armas contra ellos, y también dispararon durante las protestas que han vuelto violentas.


En el mes pasado, ocho israelíes murieron en 30 ataques con cuchillos y otras armas que hirieron a decenas más. En las últimas dos semanas, 34 palestinos fallecieron, entre ellos algunos protagonizaron los ataques con cuchillos.


Otros –más de 1.100- han sido heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes, dijeron las autoridades palestinas.


Estados Unidos –que consistentemente apoya el derecho de los israelíes a defenderse- ha expresado su preocupación por que las fuerzas de seguridad israelíes utilicen munición real contra jóvenes palestinos que lanzan piedras.