Educacion


La Unión Europea (UE) y Unicef han acordado destinar 62 millones de euros para facilitar el acceso a la educación para los más de 2 millones de niños que sufren el conflicto en Siria, informó hoy la Comisión Europea (CE).


El Ejecutivo comunitario precisó en un comunicado que esta financiación estará destinada a reforzar la respuesta que ofrecen la UE y Unicef para que los menores puedan recibir educación en un entorno protegido en Siria, Líbano y Turquía.


“Las necesidades son enormes”, reconoció el comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn.


La CE afirma que el alcance de la crisis educativa en Siria es “asombrosa” puesto que existen 2,7 millones de niños sin acceso a la educación, una de cada cuatro escuelas en el país no se pueden utilizar, 52.500 maestros han dejado sus puestos y se han perdido en torno a 700 millones de dólares en infraestructura escolar.


En los países vecinos, la mitad de los niños en edad escolar están fuera de la escuela, especialmente en Turquía y el Líbano, y las escuelas están demasiado concurridas y cuentan con escasos recursos, sostiene la Comisión.


Unicef y la UE alertan de que con 7,6 millones de niños sirios necesitados de ayuda humanitaria, el país se arriesga a perder a una generación entera de menores.


Parte de la aportación de los Veintiocho procederá del nuevo fondo fiduciario regional creado para responder a la crisis siria.


“Nuestra asociación con la Unión Europea permitirá apoyo a gran escala para los niños en Siria”, indicó la vicedirectora ejecutiva de Unicef, Geeta Rao Gupta, quien consideró “absolutamente fundamental” que estos menores puedan continuar su educación porque lo que está en juego no es solo sus vidas sino también el futuro de su país y su región.