Policia


A pesar de que la Ley 96-04 que rige a la Policía Nacional establece que sus miembros deben recibir viáticos para alimentación y hospedaje por razón de servicios, y que le serán reembolsados los gastos por transporte, los agentes que son trasladados a municipios y provincias lejos de sus hogares no reciben esos beneficios.


Esta violación a la ley de la institución que debe velar por la seguridad ciudadana mengua el salario de los policías dominicanos pues, en muchos casos, lo devengado mensualmente se gasta casi o completamente en el traslado desde sus hogares al lugar de trabajo y viceversa.


El Artículo 59 de la Ley 96-04, sobre los derechos de los policías, en uno de sus párrafos dice que todos los miembros de esa institución deben “ser reembolsados por los egresos ocasionados por razón de servicios, tales como gastos de transporte, en los casos en que no fuere posible usar del servicio que ofrece el Estado, viáticos para alimentación y hospedaje, por razón de destino o residencia…”.


Al preguntársele a un agente por qué no reclaman esos beneficios respondió: “Pero ven acá, ¿usted no sabe dónde vive?”, insinuando que las leyes en el país regularmente no se cumplen.


Algunos policías dicen que no se explican por qué los trasladan a provincias lejanas a sus hogares “sin haber cometido faltas”, mientras que otros lo atribuyen a que no están “pegados” y no se cuenta con dinero para gestionar “lugares buenos”, que son aquellos en donde los agentes “pican su chelitos”.