ONU


El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución para autorizar acciones militares de Europa contra los traficantes de personas que hacen cruzar el mar Mediterráneo a los inmigrantes desde Libia.


La medida autoriza a las fuerzas navales europeas a que aborden los buques para su inspección, para que decomisen e incluso se deshagan de buques que sospechen que son utilizados por los contrabandistas de inmigrantes.


La resolución permite que los países inspeccionen barcos en alta mar frente a las costas de Libia –de los que ellos “tengan dudas razonables para sospechar que están siendo usados para el contrabando de migrantes y la trata de personas desde Libia”–, siempre que se hagan “esfuerzos de buena fe” para obtener el consentimiento del Estado en el que estén registradas las embarcaciones.


A las naciones europeas se les autorizó actuar de manera individual o como parte de una agrupación regional durante el transcurso de la operación.


La resolución también exige que los migrantes sean tratados “con humanidad y dignidad”.


La ONU ha sido obligada a tomar medidas a raíz de una serie de desastres en el Mediterráneo, ya que los migrantes desesperados, que en su mayoría huyen de la guerra y la persecución, se han ahogado en embarcaciones desvencijadas que usan en la travesía.


La Organización Internacional para las Migraciones dice que casi 3.000 inmigrantes han muerto en lo que va del año en aguas del Mediterráneo y 678 de las muertes ocurrieron solo en agosto.


La votación para adoptar la resolución fue de 14 a favor y una abstención.