Lodo


Equipos de emergencia colocaron escaleras y lonas sobre el lodo, de hasta dos metros de profundidad, para ayudar a sacar a cientos de personas atrapadas en vehículos aislados por una riada de lodo en una importante ruta de transporte por carretera en California a consecuencia del mal tiempo.


Ninguna persona resultó muerta ni lesionada.


De acuerdo con una publicación del portal Univisión, las personas rescatadas de la ruta estatal 58, unas 30 millas (48 kilómetros) al este de Bakersfield, se quedaron varadas en medio de una poderosa tormenta.


Fueron rescatadas en la oscuridad unas 10 horas después de que golpeara la tormenta, y se las trasladó a tres refugios.


“Fue aterrador”, declaró Rhonda Flores, de 51 años y residente en Bakersfield. “Era un río embravecido de lodo. Nunca he pasado por algo así, nunca”.


Flores explicó que ella, su madre y su padrastro manejaban de vuelta a Bakersfield desde el funeral de su hermana en Utah cuando la tormenta apareció de la nada.