Bombas


Cuatro mujeres se inmolaron el viernes por la mañana cuando se vieron cuestionadas por varios soldados a la entrada de Maiduguri, Nigeria. En el suceso murieron al menos 18 personas, además de las cuatro mujeres que portaban los explosivos, según testigos, grupos de defensa civil y la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.


El atentado se produjo al amanecer, apenas unas horas después de otras 30 personas murieran en la ciudad al estallar dos bombas cerca de una mezquita.


Veinte personas resultaron heridas —algunas de gravedad— en ese ataque del jueves por la noche, dijo el coordinador de la agencia para el nordeste del país, Muhamed Kanar. Se sospecha que los extremistas islámicos del grupo Boko Haram estaban detrás del atentado.


La serie de atentados suicida se produjo después de que el presidente, Muhamadu Buhari, dijera esperar la “derrota final de Boko Haram como fuerza organizada de combate” para final de año.