EEUU


Estados Unidos entregó por vía aérea 50 toneladas de munición a grupos rebeldes en el norte de Siria, en un intento urgente de reformular el fallido programa de entrenamiento de milicias opositoras, según declaraciones de funcionarios estadounidenses divulgadas hoy por la cadena CNN.


La entrega se hizo el domingo con el lanzamiento en paracaídas de 112 palés, confirmó un funcionario estadounidense en condición de anonimato.


Un avión de transporte C-17, escoltado por cazas, lanzó toneladas de munición, granadas y otro tipo de material en un punto de la provincia de Hasakah a un grupo rebelde apoyado por Estados Unidos conocido como la Coalición Siria-Árabe.


Las fuentes estadounidenses aseguraron que todo el material fue recuperado con éxito por los rebeldes aliados de los estadounidenses.


Estados Unidos anunció la semana pasada el fin del plan de entrenar a miles de milicianos rebeldes moderados sirios que debían luchar sobre el terreno contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) y eventualmente ser una alternativa al gobernante sirio, Bachar al Asad.


La decisión de apoyar por otros medios a rebeldes sirios alineados con Estados Unidos se da poco después de que Rusia comenzara una campaña de bombardeos para apoyar al Asad en la guerra civil.


El conflicto que vive Siria desde marzo de 2011, cuando surgieron una serie de protestas con el Gobierno de Al Asad, ha dejado unos 220.000 muertos y hay más de 4 millones de refugiados en países vecinos, así como 7,6 millones de desplazados internos, según estimaciones de la ONU.