Dominicanos


El poder del bateo latinoamericano tuvo su protagonismo hasta la última jornada de la temporada regular con los dominicanos Adrián Beltré, decisivo en el título de los Vigilantes de Texas, y Albert Pujols, que llegó a los 40 jonrones, lo mismo que hizo el venezolano Carlos González.


Mientras que el venezolano Miguel Cabrera se dio lujo de no jugar ya que desde un día antes se había coronado campeón de bateo de las mayores.


Beltré (18) conectó jonrón para llevar a los Vigilantes al título de la División Oeste de la Liga Americana, al derrotar 9-2 a los Angelinos de Los Ángeles, que al perder quedaron eliminados de la contienda por la fase final.


El veterano toletero quisqueyano pegó dos veces en cuatro oportunidades con el bate, y terminó con tres remolcadas y dos anotadas.


Con sus tres carreras impulsadas el dominicano llegó a 83 producidas y acabó la temporada regular con .287 su promedio de bateo.


Pujols (40) no pudo guiar a los Angelinos a la fase final, pero fue el único que respondió en el ataque de su equipo ante los lanzamientos del abridor zurdo Cole Hamels que cubrió la ruta completa con sólo dos imparables permitidos.


Las dos carreras de los Angelinos fueron producidas por Pujols que llegó a 95 al concluir la temporada regular y dejó en .244 su promedio de bateo a pesar de los problemas de lesiones que tuvo.


González y Nolan Arenado se convirtieron en la dupla más productiva de los Rockies de Colorado, que vencieron 7-3 a los Gigantes de San Francisco.


En la temporada González y Arenado se combinaron para 82 cuadrangulares y 227 carreras remolcadas, para convertirse en la pareja de compañeros más productiva en la historia de los Rockies, desde que Todd Helton y Larry Walker se combinaron con 87 vuelacercas y 269 impulsadas en el 2001.


Cabrera decidió no jugar el último partido de temporada regular de los Tigres de Detroit, que vencieron 6-0 a los Medias Blancas de Chicago, ya que previamente se había coronado campeón de bateo de las Grandes Ligas.


El sábado, Cabrera lo logró pegando batazo de cuatro esquinas, que le permitió dejar en .338 su promedio de bateo, superando a Xander Bogaerts (.333), de los Medias Rojas de Boston.


Cabrera se convirtió en el primer jugador en ganar el título de bateo de la Liga Americana en cuatro temporadas en un periodo de cinco, desde que Wade Boggs lo hizo en las competiciones del 1985-88.


Mientras que en los partidos finales la presencia latinoamericana fue clave, ya que el abridor dominicano Johnny Cueto trabajó cinco episodios y llevó a los Reales de Kansas City a un triunfo por 6-1 sobre los Mellizos de Minnesota.


Con su triunfo, los Reales, campeones de la División Central de la Liga Americana, se acreditaron la ventaja de campo a través de la fase de postemporada, superando a los Azulejos de Toronto, que perdieron 3-12 contra los Rays de Tampa Bay.


Cueto (11-13) estuvo sobre el montículo en cinco episodios, en los que permitió seis imparables, una carrera, dio cuatro pasaportes y ponchó a cuatro enemigos para conseguir la victoria.


El lanzador dominicano tuvo la asistencia de tres relevos que le preservaron el triunfo, y al concluir su trabajo dejó en 3.44 su promedio de efectividad.


En el ataque, el receptor venezolano Salvador Pérez (21) lo apoyó pegando batazo de cuatro esquinas.


Pérez hizo tres apariciones en el plato de bateo, pegó dos veces, incluido su cuadrangular, remolcó dos carreras y llegó dos veces a la registradora.


El primera base dominicano Pedro Álvarez conectó de cuatro esquinas y los Piratas de Pittsburgh se acreditaron la ventaja de campo al derrotar 4-0 a los Rojos de Cincinnati,


Álvarez (27) mandó la pelota a la calle al conectar sólo una vez en tres oportunidades, remolcó una carrera y anotó una.


El dominicano termina con 77 impulsadas la temporada regular y con .243 de promedio con el tolete.


El primera base venezolano Jesús Aguilar apoyó el ataque de los Indios de Cleveland, que vencieron 3-1 a los Medias Rojas, sin que ninguno de los dos equipos se jugasen ya nada.


Aguilar pegó dos veces en cuatro viajes a la caja de bateo y remolcó una carrera. Para Aguilar fue su segunda impulsada y deja en .316 su promedio de bateo.


El bateador designado dominicano David Ortiz conectó una vez en dos oportunidades y remolcó una carrera en último partido de temporada regular.


Ortiz consiguió en esta temporada la marca de los 500 vuelacercas y termina la competición con 108 carreras impulsadas, también la mejor que ha logrado desde que impulsó 117 en la temporada del 2007.


El antesalista cubano Adonis García pegó par de cuadrangulares y los Bravos de Atlanta vencieron 6-0 a los Cardenales de San Luis en el primer juego de una doble cartelera.


García (10) conectó dos batazos de cuatro esquinas cada uno para conducir el poder del ataque de los Bravos.


El cubano remolcó dos carreras y anotó dos y deja en .278 su promedio de temporada regular.