Director


El director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Olgo Fernández, resaltó los avances en los trabajos de reconstrucción del canal J.J. Pueblo y la adecuación y revestimiento del arroyo Tenguerengue, que bordea una extensa área de esta ciudad.


El funcionario dijo que las obras se realizan por instrucciones expresas del presidente Danilo Medina, en su interés de que los productores agrícolas dispongan de agua permanente para irrigar sus cultivos y de mejorar las condiciones de vida de las familias que residen en los alrededores del citado arroyo.


Indicó que el canal J.J. Puello constituye la matriz de la producción agrícola del valle d San Juan por la gran cantidad de tierra que irriga a través de sus 25 kilómetros de longitud.


Con relación al Arroyo Tenguerengue, Fernández dijo que el mismo constituía un peligroso foco de contaminación que ponía en peligro la salud de niños y adultos que viven en sus alrededores.


Explicó que el canal, cuando la presa de Sabaneta está llena de agua conduce unos 9 metros cúbicos por segundo, para irrigar, junto a otros sistemas de riego, cerca de 390 mil tareas dedicadas a la producción de diversos rubros, especialmente habichuelas.


El director Fernández agregó que de los 25 kilómetros que tiene el J.J. Puello ya se han reconstruido y limpiado 12. “Esto quiere decir que tenemos la seguridad de que en poco tiempo estaremos entregando esta obra que es de los productores de este Valle”, expresó.


Significó que ha sido una preocupación del presidente Medina que los sistemas de riego de esta provincia y del resto del país estén en óptimas condiciones.


En lo relativo a la adecuación y revestimiento del Arroyo Tenguerengue el director del INDRHI manifestó que los trabajos marchan a buen ritmo lo que lleva tranquilidad a los residentes de distintos barrios de aquí.


Dijo que sólo cuando llueve en la zona se producen breves paradas, debido a que el afluente se inunda y no se puede laborar en esas condiciones..


Añadió que el jefe del Estado prometió esa obra a los habitantes de San Juan, en una de sus acostumbradas visitas sorpresa.