Criollos


Cientos de dominicanos y decenas de líderes y activistas comunitarios criollos que asistieron este domingo a la Quinta avenida en Manhattan, al 51 Desfile de la Hispanidad en esta ciudad, donde participaron los 20 países hispanos del mundo con sus respectivos cónsules, para celebrar el descubrimiento de América, lamentaron que el cónsul quisqueyano para Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania, Eduardo Selman, no asistiera a tan significativo evento.


Los dominicanos en La Gran Manzana indican que en los últimos desfiles y actividades trascendentales ante la comunidad, el arquitecto Selman no ha representado la dominicanidad, alegando siempre que se encuentra fuera del país o en otras actividades, por lo que líderes y activistas comunitarios quisqueyano presentes en el Desfile de la Hispanidad deploraron la ausencia del representante diplomático dominicano ante el gran acto.


Francisco Spice, un empleado de la ciudad de NY y potencial candidato a concejal en el Alto Manhattan por el Partido Demócrata, expresó “República Dominicana es la Primada de América y debido a esa importancia que tiene nuestro país dentro de la hispanidad es una vergüenza que el cónsul dominicano no haya estado presente, porque los mismos se planifican con anticipación, y las invitaciones, por lo tanto creemos que ha sido una falta de respeto no haber asistido”.


Mientras que la ministra evangélica de El Bronx, Elena C. Ventura, sostuvo “aquí no estamos representando un sector determinado, esta es una fiesta de la hispanidad, donde todos debemos conmemorar lo que celebra la función de los pueblos, es condenatorio y extraño que el diplomático nuestro no estuviera presente en este importante evento”.


“Es muy penoso que el cónsul no haya asistido a un acto de tanta relevancia, ni tampoco lo apoyara, debido a que él no ve el Desfile de la Hispanidad importante, y esa es una actitud muy errada de su parte”, dijo de su parte la santiaguera Silvia Smith, quien desde hace años preside la reconocida asociación criolla “Washington Heights Multi Cultural Center”, en el Alto Manhattan.


Otro que calificó de vergonzosa su ausencia fue el activista Héctor Castillo, quien también criticó la no participación de los asambleístas, los concejales, y los diputados de ultramar, “quienes desempeñan sus funciones con el apoyo de la comunidad dominicana, y sin embargo no le prestan atención, ni apoyo”. El único funcionario electo que asistió fue el asambleísta Guillermo Linares.


Para un profesional dominicano, que no quiso identificarse, este desfile donde participa una veintena de países, presentando su folclor en general, y donde Estados Unidos ha reconocido la importancia como pueblos latinoamericanos, es muy lamentable que el cónsul dominicano no estuviera presente.


En término similares y con diversos epítetos se pronunciaron una cantidad indeterminada de quisqueyanos presentes en dicho desfile, entre ellos Tomás Torres, Juan Carlos Contreras, Sonia Almonte, Hipólito Ruíz, Ángela de Rivera, Miguel Cuevas, Altagracia del Orbe, Wilson Minaya, Alejandro Rosario Rodríguez, Rodolfo Antonio Duarte, Danilo Guzmán, y Camilo Santos, entre otros tantos.


En el desfile de este domingo, el cónsul Selman se hizo representar por la vicecónsul Sobeida Durán, tal y como lo hizo con el de Brooklyn, el de Paterson-Nueva Jersey, y el de Queens, que también se hizo representar por algunos de sus subalternos.


Su ausencia también fue notoria, aun siendo invitado, durante el importante encuentro celebrado por el Comité del Dominicano del Exterior (Codex) el pasado mes de agosto en el Alto Manhattan, donde asistieron sectores representativos de la comunidad para tratar asuntos de interés concerniente a la diáspora.


Se ha informado extraoficialmente que el funcionario ha decidido no participar de actividades con la comunidad dominicana, que no sea dentro del consulado, o con selectivas entidades criolla, para evitar ser piqueteado y abucheado como le sucedió en la Gran Parada Dominicana de El Bronx, el pasado mes de julio.