Agua


La Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud y el Ministerio de Salud Pública clausuraron, temporalmente, siete envasadoras de agua que alegadamente funcionaban de manera ilegal en distintos sectores de esta ciudad.


Entre las envasadoras cerradas están, Agua Michell, Desimass, Marian, Carmen y Crisamar, así como Agua Nevil.


El titular de la entidad jurídica, Rafael Brito Peña, dijo que los establecimientos fueron cerrados por la presunta violación de la Ley General de Salud 42-01, y su reglamento de aplicación.


Informó que en el proceso se incautaron cuatro equipos de osmosis Inversa, 57 botellones llenos de agua y uno vacío, un tanque donde se presume era preparada la salmuera, cuatro filtros y una lámpara ultravioleta.