151001143614-nuclear-fusion-general-fusion-exlarge-169Aunque decenas de millones de dólares se han gastado a lo largo de los pasados 60 años en construir un reactor de fusión nuclear que pueda convertirse en una fuente de energía sustentable, aún no se ha demostrado que se pueda construir uno comercialmente viable.


Después de topar con pared desde hace tanto tiempo, los científicos podrían preguntarse para qué seguir intentándolo. La razón es que, en teoría, la fusión podría salvar al mundo, de acuerdo con ellos.


Un mundo que use una fuente de energía barata, segura, limpia, virtualmente inagotable y sostenible. Si el combustible y la energía fueran baratos y accesibles para todos los países, se reducirían las tensiones políticas mundiales. Si nuestra energía proviniera de una fuente de combustible limpia, se reduciría la contaminación. Todo eso sería bueno, ¿no?


“Lo que en realidad estamos tratando de hacer es construir una estrella en la Tierra”, consideró Laban Coblentz, que trabaja en el Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés), un enorme reactor de fusión que se está construyendo en el sur de Francia como parte de un esfuerzo de 35 países.


“Por 20,000 millones de dólares en efectivo te puedo construir un reactor funcional”, declaró Steven Cowley, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Atómica de Reino Unido, a la revista Popular Mechanics. “Sería algo grande, tal vez no muy confiable, pero hace 25 años ni siquiera sabíamos si podríamos lograr la fusión. Ahora, la pregunta es si podremos hacerla asequible”.


Fuente: CNN