Bombardeo


Un bombardeo contra un hospital mató a al menos nueve miembros de la organización Médicos Sin Fronteras en la ciudad afgana de Kunduz.


Fuerzas de Estados Unidos informaron que llevaron a cabo ataques en la zona y admitieron que el bombardeo contra el hospital podría haber sido un daño colateral de sus acciones contra sujetos que representaban una amenaza para sus miembros.


Médicos sin Fronteras denunció que el bombardeo continuó por más de media hora después de que notificó a las fuerzas militares que el hospital estaba bajo ataque.