Arrestado


Las autoridades de los suburbios de Oklahoma City arrestaron a un vecino en el caso de una niña de 8 años que desapareció de su dormitorio hace 18 años.


Los investigadores usaron el ADN para vincular a Anthony Palma, de 56 años, a la desaparición y supuesta muerte de Kirsten Hatfield, desaparecida de su hogar el 14 de mayo de 1997, según una declaración jurada difundida el martes por el jefe de policía de Midwest City, Brandon Clabes.


Palma fue arrestado el lunes bajo cargos de secuestro y asesinato en primer grado, y Clabes dijo que los investigadores examinan su casa en busca de pruebas. Palma vive a dos casas de donde vivía la familia de la niña en 1997, según el legajo.


Se encontró sangre en el alféizar de la ventana de la niña y su ropa interior fue hallada en el patio trasero, pero la pequeña desapareció. En esa ocasión los investigadores obtuvieron muestras de ADN que no coincidieron con ninguna otra en una base de datos.


La declaración jurada dijo que Palma ofreció voluntariamente una muestra de ADN en junio y que los resultados revelaron una coincidencia astronómicamente insignificante.


Los registros judiciales no indican ningún abogado para Palma, que está detenido sin fianza.


“Nadie ha visto a Kirsten desde mayo de 1997”, dice la declaración jurada del detective Darrell Miller, de Midwest City. “Por lo tanto, puede llegarse a la conclusión de que la mataron poco después de su secuestro. Es probable que Palma se haya visto motivado a permanecer en el mismo domicilio para ocultar pruebas del delito y el paradero del cadáver de Kirsten”.