Pelota


Las Águilas Cibaeñas se encuentran en el sótano del torneo de béisbol invernal dominicano con foja de 2 victorias y 9 derrotas, Andy Barkett capataz del conjunto expresó su posición sobre la presión que tiene el mánager ante una mala racha. Dijo “un buen mánager puede manejar un equipo bueno, mejor que uno malo. Pero un buen mánager no puede ganar juegos con peloteros que no puedan jugar”.


En entrevista a Diario Libre, antes del partido de la noche del viernes en el que los Leones del Escogido derrotaron otra vez al conjunto aguilucho, Barkett indicó su sentir sobre la situación que atraviesa la tradicional franquicia.


Para el dirigente, el sentimiento de los fanáticos sobre botar al mánager cuando el equipo está en un mal momento es “arcaico”. Entiende que si un mánager está en un equipo considerado bueno, pero no tiene una actuación a su altura, es posible que fuera porque él técnico no estuviera motivando al equipo.


Sin embargo advirtió que “los peloteros son los que no tienen que jugar. Yo no lanzo ni una bola, y no he cogido un rado (rolling) en el infield, ni un elevado (fly)”.


Aclara que con esto ”no estoy diciendo que el equipo que tenemos en las Águilas Cibaeñas es malo. Estoy hablando de la situación de botar mánagers. Porque para mí, en esta liga las cosas han cambiado mucho. Y cada año, cada equipo tiene peloteros nuevos. No se tiene el talento de Grandes Ligas que teníamos en años anteriores”.


En su planteamiento puso como ejemplo a Joe Torre quien es Salón de la Fama y que estuvo en la última dinastía de los Yankees de Nueva York. “Cuando Torre llegó a los Yankees, con Derek Jeter, Tino Martínez, Bernie Williams, fue algo diferente”, dijo. Señaló que Torre “es muy inteligente y está en Cooperstown, pero es el mismo Torre que había sido botado de los Cardenales de San Luis” .


Indicó el buen momento que disfruta el mánager de los Leones del Escogido, Luis Rojas. “Rojas tenía un equipo que no jugó bien el año pasado y no ganaron muchos partidos. Y fue el mismo equipo por el que botaron a David Bell, pero no cambiaron el equipo”.