Amazon


Amazon está redoblando sus esfuerzos para combatir reseñas falsas de productos en su portal, y demandó a más de 1.000 personas por presuntamente colocar reseñas elogiosas a cambio de 5 dólares o más cada una.


La demanda, interpuesta en una corte estatal en Seattle, Washington, el viernes, está dirigida a lo que se piensa es una práctica creciente en internet: Algunas personas tratan de ganar dinero escribiendo reseñas elogiosas sobre productos que ni siquiera han usado. Y algunas compañías tratan de estimular ventas comisionando esas reseñas.


Los compradores en internet se apoyan cada vez más de reseñas de otros consumidores para decidir sobre todo tipo de servicios, desde restaurantes y viajes en Uber hasta habitaciones de hotel y estuches para celulares. Aproximadamente 45% de los consumidores toman en cuenta las reseñas en internet a la hora de hacer una compra, de acuerdo con Forrester Research.


Los comercios minoristas han comenzado a combatir reseñas falsas pagadas en diversas formas. Otros sitios que dependen de reseñas generadas por los consumidores, incluyendo Yelp y TripAdvisor, usan algoritmos de computadoras y equipos de investigadores para detectar reseñas fraudulentas.


En abril, Amazon, la mayor compañía minorista en internet en Estados Unidos, demandó a varios portales que ofrecían producir reseñas positivas. En la nueva demanda, la compañía apunta también a reseñadores con cuentas en el mercado Fiverr.com.


Los escritores prometen reseñas de cinco estrellas a compañías que venden productos en Amazon.com, de acuerdo con la demanda. En muchos casos, piden a los propios comerciantes que escriban las reseñas y ellos entonces ponen su sombre, dice la demanda.


En un ejemplo, una miembro de Fiverr llamado “bess98” dijo que proveería una reseña “excelente” si el comerciante proveía el texto.


Cualquier persona que compra algo en Amazon es considerada un cliente verificado y puede escribir una reseña sobre el producto. Esa es una de las maneras en las que Amazon trata de combatir las reseñas falsas.


Pero en al menos una ocasión, un reseñador ofreció recibir un sobre vacío de un vendedor para que pareciera que la persona había comprado el producto, de acuerdo con la demanda.


Los acusados son identificados sólo por el nombre de cuenta que usan, porque Amazon aún trata de determinar sus nombres verdaderos.