Protesta


Las protestas en Bonao han dejado ya cuatro heridos, mientras comunidades de Licey al Medio y Navarrete se sumaron a las manifestaciones en respaldo a la demanda de liberar a los dirigentes apresados por la Fiscalía de Monseñor Nouel.


Uno de los heridos, el cual participaba en las manifestaciones, presenta un impacto en la pierna derecha, por lo que fue ingresado en un centro de salud de Bonao.


Ayer, la juez interina de la Oficina de Atención Permanente de Monseñor Nouel, Rosa María Almonte, aplazó para hoy viernes a las 9:00 de la mañana, el conocimiento de medida de coerción contra los dirigentes populares Cristian Rodríguez y Edward Vásquez.


Ambos están acusados por el fiscal titular Farías Mosquea de destrucción y saqueos a los inmuebles de la unidad de atención a la víctimas, cuya oficina se encuentra ubicada en la calle Azua, Reparto Yuna, municipio de Bonao.


En la audiencia, los dirigentes se presentaron sin sus abogados por entender que no son responsables de los hechos que se les imputan.


En tanto, que en Licey al Medio y Navarrete desde la madrugada de este viernes se empezaron a escuchar detonaciones de bombas y disparos y algunas calles fueron obstaculizadas con escombros.


En barrios de Santiago, como La Otra Banda y Villa Liberación también incendiaron neumáticos, contra las largas tandas de apagones.


Durante la protesta de ayer, dos personas resultaron heridas, incluido un agente policial.