RD


Problemas de salud, económicos, amorosos o desinterés de vivir; muchas son las causas que provocan que personas decidan culminar con sus vidas, pensando que con esto finalizaran con la situación que les afectaba, pero dejan con la acción realizada secuelas imborrables en las personas que sobreviven al acto, muchas interrogantes, un profundo dolor y pocas respuestas.


Datos de la Organización Mundial de Salud (OMS), revelan que en el mundo se efectúan unos 800 mil suicidios al año, lo que significa que cada 40 segundos alguien decide culminar con su vida.


El organismo afirma que el suicidio produce más muertes que las guerras y los homicidios. En el país en sólo una semana se suicidaron 6 personas, en 2014 se quitaron la vida 557, datos alarmantes que establecen que algo está impulsando que esta decisión se convierta en una alternativa para solucionar una determinada situación.


Para especialistas del Ministerio de Salud, las causas que llevan a una persona a quitase la vida son múltiples, pero destacan que la principal es la depresión, la presión social de tener ingresos determinados, una condición social y sexual establecida, así como la “obligación” de tener un aspecto físico determinado provocan que una persona con una autoestima baja se deprima e intente quitarse la vida.


Datos del Ministerio establecen que los métodos más utilizados por los dominicanos para quitarse la vida son: el ahorcamiento y disparos con armas de fuego, ambos con un 36%; las personas buscan lugares ocultos para perpetuar el acto del suicidio.


Sin embargo, recientemente ha habido un flagelo de suicidios en actos públicos como calles, puentes y bulevares céntricos de las principales ciudades del país, en el pasado mes de agosto ocho personas se quitaron la vida de esta mano.