RD-Haiti Haití y República Dominicana, dos países vecinos, se han convertido en uno de los principales puentes de tráfico de drogas en el mundo, y a través de sus territorios, los carteles internacionales logran transportar hasta más de 100 toneladas de cocaína al año, según un reporte de la DEA dado a conoce esta semana.


Para combatirlo el delito y vigilar los movimientos de los narcotraficantes, el Departamento de Seguridad Nacional, la Policía de Aduanas y Fronteras (CBP) y la DEA, están usando los nuevos aviones especializados en vigilancia desde el aire hacia el mar, denominados P-3.


La aeronave está dotada con un radar de alta tecnología capaz de detectar “cualquier cosa” que parezca fuera de lo normal en el vasto mar Caribe.


“Cualquier cosa”, podría ser un aparente barco de pesca sin las señales o e1equipos necesarios, Una lancha de alta velocidad en el medio del mar abierto y cargada con más latas de gas que los pasajeros, un barco de vela que no acaba de establecerse en la superficie y otros movimientos sospechosos.


“Para nosotros, en cada punto hay un posible chico malo”, dijo JD, un oficial de alto rango. La Administración de Control de Drogas de Estados Unidos estima contrabandistas han incrementado los envíos de cocaína a través del Caribe de unas 60 toneladas a alrededor de 100 toneladas en los últimos años.


Pero es difícil de medir la cantidad de cocaína llega a través de la red barredera de aviones de vigilancia, buques de la Guardia Costera de Estados Unidos y otros esfuerzos de detección. la DEA y otras agencias estadounidenses dicen que han dirigido los esfuerzos de interdicción, incluidas la “Operación Panamá”, “Strike Express”, “North Force” y “Bahamas Operation” en las islas Turcas y Caicos, que condujeron a la incautación o destrucción de más de 200 toneladas de cocaína en El Caribe.


Pero la DEA dijo que su inteligencia reporta que el tráfico de drogas a través de El Caribe están en aumento, especialmente a través del aire y el mar, desde Venezuela a la a Haití y la República Dominicana.


El teniente Devon Brennan, quien patrulleros guardacostas, dijo que su agencia está “confiscando las drogas siempre fuera del agua”, en colaboración con la policía de aduanas y fronteras, la DEA y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos.


Durante varias semanas en junio, aviones P-3 rastrearon aproximadamente 114.000 libras de cocaína, con un valor que el gobierno de Estados Unidos estima en más de $1 mil millones de dólares, según Bob Blanchard, Director Ejecutivo del Centro de Operaciones de Seguridad Aérea Nacional de la CBP.