PRM


El presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Andrés Bautista García, dijo que palabra del presidente Danilo Medina ante el país ya no tiene valor, como consecuencia directa de incumplimientos de juramentos frente al pueblo, no solo con el tema de la reelección, sino con otros compromisos de interés nacional.


El expresidente del Senado en una rueda de prensa, mientras celebraba la reunión ordinaria de su Dirección Ejecutiva, en la Casa Nacional de la organización, afirmó que “el 16 de agosto de 2012, Danilo Medina juró, igual que ahora, ante Dios y ante el pueblo, por la Patria y por su honor, cumplir y hacer cumplir la Constitución”.


Sin embargo, sus pretensiones reeleccionista lo llevó a irrespetar la Carta Magna y corromper el Congreso para que aprobara su repostulación.


Aseguró que el pueblo ya conoce de las decenas de promesas incumplidas del presidente Medina, incluyendo la firma de pactos, como fue el de la aprobación de la Ley de Partidos y la Ley Electoral en que fueron testigos las máximas autoridades de la iglesia Católica y de la JCE. Estamos ante un presidente incumplidor. Por lo que su juramento de ayer no tiene importancia


“Danilo Medina fue proclamado el pasado domingo como candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y en su primera declaración dijo: “Juro aquí ante todos ustedes, y ante Dios como testigo, que es mi última candidatura a la presidencia de la República Dominicana”. Dijo


Recordó cuando el presidente Medina dijo que no le interesaba “ser líder”, ni gobernar el país más de un periodo, que para presentarse a un segundo mandato había que “comerse un tiburón podrido y echar al zafacón los principios”.


“Usted dijo, Presidente, que no modificaría la Constitución. Y lo hizo para favorecerse comprando senadores y diputados, a cambio de ratificarlos en sus curules sin importar sus inconductas, cercenando las aspiraciones de miles de militantes y dirigentes de su propio partido”. Expresó


Se preguntó “Cómo creerle al presidente Medina, si en aquella ocasión dijo una cosa, ante “Dios y el pueblo”, y hoy dice y hace otra totalmente distinta, también ante “Dios y el pueblo”.


Dijo que el PRM y su candidato presidencial, Luis Abinader, están comprometidos con desplazar del poder a los que le mienten intencionalmente al pueblo, a los que usan el nombre de Dios en vano, a los que han destruido la institucionalidad y han instaurado un régimen basado en más impuestos, más deudas, más pobreza, más corrupción y más impunidad.


Manifestó que “el PRM invita a todos los dominicanos y dominicanas que aspiran a un país seguro, decente y respetuoso de la Constitución y la Ley, a que nos unamos, con el objetivo de instaurar un verdadero gobierno para la gente, que erradique la mentira, la arrogancia, el clientelismo, y que restablezca la institucionalidad perdida”